EducaDoss
info@educadoss.com
954 443 237

Identificar y educar a niños con sobredotación intelectual #1

Identificar y educar a niños con sobredotación intelectual #1

Según las estadísticas del Ministerio de Educación existen en España alrededor de 300.000 escolares con altas capacidades y entre ellos se han diagnosticado casi 3.000 casos de niños con sobredotación. Estas cifras arrojan una conclusión preocupante, y es que según los expertos el 90% de los niños sobredotados nunca llegan a ser identificados como tales.

Cuando la sobredotación no se detecta a tiempo puede convertirse en un obstáculo para el desarrollo intelectual y emocional de los niños. Por eso, desde Educa-Doss queremos ayudar a las familias en la tarea de identificar y educar a  los niños con altas capacidades.

1.    ¿Cómo saber si un niño es sobredotado?

Según la normativa vigente en España, una persona con sobredotación es aquella que posee un cociente intelectual igual o superior a 130, tiene un alto rendimiento académico y muestra grandes dotes creativas.

La mejor forma para detectar una posible sobredotación es observar atentamente  la conducta de los niños para ver si presenta alguno de los siguientes indicadores:

– Aprendizaje precoz. Es muy común que un niño con altas capacidades aprenda a leer antes que sus compañeros y suelen disfrutar mucho con la lectura.

– Alto nivel de curiosidad intelectual. Los niños sobredotados recurren constantemente a diccionarios, enciclopedias o Internet para consultar dudas, por lo que poseen grandes conocimientos y un amplio vocabulario a edades muy tempranas.

– Facilidad para el razonamiento, la comprensión y la abstracción.

– Buen sentido del humor.

– Gran imaginación y habilidades creativas. Muchas veces los padres muestran cierta preocupación cuando sus hijos son fantasiosos o tienen facilidad para inventar historias. Sin embargo, este es uno de los rasgos más característicos de la sobredotación.

– Alto nivel de sensibilidad y empatía.

– Individualismo y autoexigencia.

– Capacidad para la persuasión y alta autoestima.

– Dificultad para asimilar las imposiciones no razonadas y las rutinas.

– Necesidad de éxito y reconocimiento.

– Tendencia a socializar con adultos y jugar con niños mayores.

En el próximo artículo veremos cuáles son los pasos a seguir para diagnosticar la sobredotación y algunos consejos que pueden ayudar en el desarrollo de sus capacidades.

Deja un comentario