EducaDoss
info@educadoss.com
954 443 237

Ejercicios para mejorar la comprensión lectora de los niños

Ejercicios para mejorar la comprensión lectora de los niños

Leer es una de las habilidades humanas más valiosas, no solo a la hora de comunicarnos con el mundo que nos rodea si no también para el desarrollo de nuestras aptitudes creativas e intelectuales. Cuándo y cómo aprendemos a leer es algo que condiciona nuestra capacidad para adquirir nuevos conocimientos y resulta crucial para el desarrollo de funciones básicas como el razonamiento.

Pero aprender a leer es mucho más que adquirir la habilidad para interpretar las letras y formar palabras, la verdadera dificultad está en comprender lo que se lee. La mejor manera de ayudar a los niños en este proceso es hacer que se interesen por la lectura y poner en práctica algunas de las actividades para mejorar la comprensión lectora que os proponemos a continuación.

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que los niños se interesarán más por la lectura si las actividades relacionadas son divertidas y captan su atención. Podemos utilizar recetas de cocina o las instrucciones de un juego de mesa, de manera que sea necesario esforzarse en comprender el texto para realizar la actividad.

Otro ejercicio que utilizan habitualmente logopedas y psicopedagogos es la técnica de la idea principal. Se trata de mostrar al niño ilustraciones con acciones concretas y ofrecerle varios textos entre los que tiene que elegir el que mejor describa la escena. Este ejercicio también puede realizarse a la inversa, es decir, partir de un texto para realizar un dibujo sobre el contenido.

La técnica de la lectura simultánea es también una actividad útil para mejorar la comprensión lectora que contribuye además a enriquecer el vocabulario de los niños. Consiste en leer una frase para después enunciar otra con el mismo significado pero utilizando palabras diferentes.

Otro de los procedimientos más empleados por los docentes y los profesionales de la psicopedagogía es el de la palabra fantasma. Este sencillo ejercicio consiste en suprimir de un texto algunas palabras que sean fáciles de deducir por el contexto, para que el niño trate de completar el texto con las palabras que faltan.

Deja un comentario